top of page

Flujo de Efectivo

Saber que hacer con tu dinero es controlar tu vida, controla tus ingresos y gastos y asegurar de siempre contar con dinero en tu bolsillo.

Determina tus

ingresos

Determina tus gastos

Crea tu

presupuesto

Controla tu Efectivo

3857457.jpg

Cuando las personas tienen claras sus metas y objetivos, lo que sigue es ver la manera de alcanzarlas. De ir sondeando esas metas poco a poco, mediante el ahorro y, posteriormente, la inversión.

Esto solo es posible si empiezas a controlar tus ingresos y salidas, defines tu flujo de efectivo y a partir de ahi puedes planificar para tu futuro.

Debemos comprender cuáles son nuestros patrones de consumo, qué cosas son importantes y a partir de ahí tomar decisiones. Por ejemplo, si queremos contratar un servicio de suscripción recurrente, sabremos cómo eso puede afectar nuestro flujo de efectivo. Si tenemos que cambiar nuestro automóvil, podremos saber para qué modelo nos alcanza sin que se afecte el dinero que aportamos para nuestras metas.

_DSC1998.jpg

Se dice que para poder generar un patrimonio, uno tiene que tener un flujo de efectivo positivo. Es decir, tener un excedente, gastar menos de lo que ganamos. Esto es obvio: no puede ser de otra manera. Un flujo de efectivo negativo necesariamente implica incurrir en deuda (o quemar el dinero que con tanto esfuerzo hemos logrado ahorrar).

bottom of page